jueves, 24 de marzo de 2011

Marzo de 2011: PEDIMOS OTRA JUSTICIA


La que se está ejerciendo no nos vale. ¿Acaso podemos confiar en ella las mujeres?
Siempre ha habido errores judiciales, en casos graves y menos graves y en asuntos de índole diversa. La condena de un inocente lo es en grado sumo. Pero hacerlo a sabiendas es intolerable. Nadie acepta que un juez cometa tan terrible desmán. Ni nadie lo supone de un profesional en su sano juicio, aunque, en ocasiones, puedan producirse errores involuntarios. Como en cualquier actividad humana. Y no es eso lo que nos inquieta a las mujeres que pedimos otra justicia.
Todas somos conscientes de que un delincuente suelto es una amenaza, Pero solo las intolerantes prefieren a un inocente encarcelado, porque el primero podrá hacer daño o no, según se le presente la ocasión, pero el de una condena injusta es casi irreparable.
Por todo lo dicho, cuando alguien dicta sentencias, además de bien formada en la materia debe de ser persona honesta, y convenientemente vacunada contra la parcialidad, porque aún así puede errar.
¿Pero qué puede suceder cuando un grupo de jueces es incapaz de ver ensañamiento en un asesino que asesta a su pareja treinta y siete navajazos, cuándo no ven que ha procurado torturarla antes de quitarle la vida?
¿Cómo puede una mujer, víctima de cualquier tipo de violencia, afrontar un proceso judicial -suponiendo que haya sobrevivido al agresor- sin poder confiar en la ecuanimidad, la preparación y la objetividad de quienes van a dictar sentencia?
El día catorce de este mes de marzo de 2011 se publicaba, en un conocido diario, que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid no había visto ensañamiento en los treinta y siete navajazos que recibió una mujer de su asesino.
En el año 2000, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tampoco había considerado los agravantes ensañamiento y alevosía en un crimen en el que, una mujer, recibió diecisiete patadas en la cabeza antes de ser estrangulada y descuartizada.
En octubre de 2008, un fiscal rebajó la pena a un farmacéutico que asestó sesenta y dos martillazos a su esposa, porque consideró como atenuante el que la hubiese encontrado en brazos de otro hombre.
Este y otros ejemplos del comportamiento de los profesionales de la justicia dificultan enormemente la solución del problema de violencia de género. No educan en su condena ni estimulan las denuncias.
La Violencia de género es un mal de raíces múltiples y de abordaje complejo. Las mujeres que la padecen lo tienen difícil, pero... ¿Y todos los demás temas sobre los que ha de pronunciarse la Justicia?
El tribunal Superior de Justicia de Madrid, la sede de lo penal, que dictó la sentencia en el caso de los navajazos, es la misma que tramita el caso Gúrtel, así que, en la sentencia de los corruptos, tampoco podemos confiar demasiado en que se produzca una sentencia objetiva y ecuánime. Si le sumamos el caso Garzón, y cuanto en torno al mismo acontece, es fácil sucumbir al desaliento.
Por eso en este marzo de 2011 muchas mujeres deseamos otra clase de justicia para lo que concierne a los temas de género, pero también para todo lo que atañe a la sociedad de la que formamos parte.

5 comentarios:

Hypatia XXI dijo...

Amiga, creo que tienes mucha razón en la descripción de la cabecera de tu blog, las mujeres hemos de redescubrir juntas muchas cosas, recuperar placeres entre afines que tal vez una equivocada educación androcéntrica y patriarcal nos ha vetado.
Por eso hemos de aprovechar esta oportunidad que nos da la sociedad 2.0 y aún, desde la distancia física, aprovechar la cercanía virtual y compartir nuestros espacios en la web.
Por ello tu blog ya está enlazado en el mío y agradezco tu amable comentario que me ha permitido conocer este tu espacio.
Un beso!
Cristina Díaz-Pinés Sendra

Marisu dijo...

Muchas gracias Hypatia XXI, muy bien elegido el nombre.
Eso intento, compartir para mejorar la situación de las mujeres, dar a conocer nuestra creatividad y disfrutarla entre muchas.Y hacer mejor y más agradable la sociedad para todas y todos.
Pero no recuerdo tu blog pese a haberlo visitado. Si ves esta respuesta envíamelo para añadirlo a mi lista y tener la seguridad de visitarlo de aquí en adelante.
Un bico.

Marisu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hypatia XXI dijo...

Estimada amiga:
Suelo poner la dirección del blog debajo de mi firma pero esta vez lo olvidé, ahí va, por si es de tu agrado enlazarlo:
http://agorasocialista.blogspot.com/
Un abrazo!
Cristina Díaz-Pinés Sendra

Maria Jesus dijo...

Gracias Hypatia XXI.He tomado nota y ya he añadido tu blog a mi lista.He tardado un poco porque he estado de viaje... de desconexión.Un beso.