miércoles, 11 de febrero de 2015

MIS VACÍOS

Después de unas Navidades plenas en Madrid... volvió la diáspora. Retomamos todos el camino y la vida en distintos lugares.
Cuando volví a encontrarme en mi hogar quise llenar las ausencias para que me rodearan otra vez todos mis amores.Algunos objetos me ayudaron. Uno de ellos fue un cortaplumas de suave y finísima madera, con un pájaro rojo en un extremo y una inscripción manuscrita con rotulador que rezaba así: OAXACA septiembre de 2012.
Sé de dónde vino y que perteneció a uno de mis amores. Ahora es mío, y me encanta acariciarme la cara con él: me llena de energía. También me inspiró un poema sobre aquellos objetos amados que me rodean y llenan mis vacíos.

Ourense, 10, 2, 2015

                Cuanto has tocado, amor,
                conserva rastros tuyos.
                ¡No importa lo que sea!
                 Un pañuelo, un libro, una carpeta
                 o un cortaplumas de madera.
                 Cuanto has tocado, amor,
                 está impregnado de tu esencia,
                 y al rozarlo mi rostro compungido
                 se transforma en pañuelo de seda,
                 en collar labrado de oro fino.
                 Cuanto has tocado, amor,
                 ¡No importa lo que sea!
                  guarda un tesoro de cariño
                  y al tocarlo, mi rostro
                  se transforma en gotas de rocío,
                  en agua de rosas perfumada,
                  en suave toalla de lino,
                  en manos aladas que se acercan 
                  desde allende los mares donde habitas
                  a ofrecerme caricias.
                  Cuanto has tocado, amor,
                  ¡No importa lo que sea!
                   contiene un mundo de susurros,
                   un álbum de cómplices miradas
                   grabadas en páginas del alma.
                   Cuanto has tocado y me rodea ¡Amor!
                   te hace presente en mis mañanas,
                   en las horas deslumbrantes de sol 
                   y en muchas tardes solitarias.
                   Cuanto has tocado, amor,
                   te acerca venciendo la distancia. 
                     
                          
          

2 comentarios:

MARINA YANNET GIL dijo...

Está hermoso lo que ha escrito, realmente le ha salido del corazón. Gracias por compartirlo...

marisugv@gmail.com dijo...

Muchas gracias. y más porque me son desconocidads