miércoles, 15 de abril de 2015

MIRADA ATRÁS

                               



Cogidos de la mano tejimos nuestros sueños
compartiendo ilusiones, compartiendo desvelos
hicimos largas rutas sin rastros de fatiga.
Fuimos logrando metas, fuimos llegando a puertos,
derrochando esperanzas también perdimos fuerzas,
se frustraron proyectos cargados de quimeras.
La senda recorrida no fue un camino llano
ni una acera de sombras, ni una firme calzada
alfombrada de pétalos de rosas perfumadas.
El suelo era difícil, sembrado de guijarros
con espinos y zarzas brotando en ambos lados.
Tuvimos que esquivarlos hiriéndonos las manos
mezclando nuestras sangres en ritual abrazo.
El tiempo de los sueños se perdió caminando
por aceras desiertas y senderos del campo.
El tiempo de los sueños se esfumó en veloz vuelo
sin lograr en su huida desunir nuestros dedos.

5 comentarios:

María J Marrodán dijo...

Precioso y exquisito, MArisu. Me he emocionado

Teresa Álvarez Olías dijo...

Esta novela es la mejor elegía a una amiga, un canto a la amistad, que perdura más allá de la muerte. La tristeza por la compañera desaparecida, enorme y poderosa al principio de la obra, va diluyéndose con el paso de las páginas, a medida que la escritora nos cuenta su propia vida y la de su amiga Josefina, para convertirse en una suave aceptación del destino, desgranado los años que pasaron juntas.

Narrada en primera persona, se sitúa primeramente en el presente, en la madurez de las protagonistas, para volver, muy despacio, a su infancia y juventud. Con esta vista panorámica de sus vidas, también recorremos la historia de España en los últimos treinta años, así como el despegue demográfico de Madrid, y por supuesto, advertimos la vitalidad extraordinaria de las españolas, abocadas a conciliar la vida laboral con la familiar, y sin embargo, dispuestas también a viajar, a salir de casa, a relacionarse, a perseguir sus derechos ciudadanos, en el escaso tiempo libre que las obligaciones familiares y laborales les dejan.

Seguro que Josefina, la amiga de la autora y protagonista, María Jesús, fue una persona entrañable y extraordinaria, muy accesible, brillante, infatigable, pero al escribir este libro, es la autora quien desde su humildad, se nos descubre como igual de apasionada que Josefina por la familia, las ciudades en las que ha vivido, la cultura, el feminismo.

El mensaje es bello, transparente y vitalista: la felicidad y él éxito social y personal se basan en la curiosidad por conocer, en la entrega a padres, hijos y cónyuge, en el mimo diario a los amigos y en la persecución del conocimiento.

El mismo título es poético y metafísico, porque la novela, escrita como un diario que se retroalimenta y se refiere al pasado, al tiempo compartido con la amiga, se aferra a la poesía, a la nostalgia, al recuerdo de los viajes que realizaron juntas las protagonistas, a las enfermedades de una y otra donde se visitaron y acompañaron. Nos encontramos ante un enorme poema en prosa dedicado a la amistad, esa joya que hay que saber cuidar y construir.



Tipo de novela: poética
ISBN :978-84-941697-7-9
Editorial: Terrae Edicines
Número de páginas:229
Año de publicación:2013
Premio:Ramón Puga de Radio Orense -Cadena Ser




Autora: María Jesús González Vázquez(Orense, España)

Resumen de la biografía de la autora: Es pedagoga, articulista y conferenciante.

Otras obras de la autora: "Coincidimos un tiempo"(2003)
"Placeres recuperados"(2006)

Maria Jesus dijo...

Muchas gracias a las dos aunque vaya con retraso.Besitos

París dijo...

Tan bellamente escrito y certero

Anónimo dijo...

Qué gusto leer algo tan bien escrito